Twitter
Suscripción

Agricultura ecológica:

El suelo como fuente de vida, la ecología del medio (I)

Agricultura ecológica 17/04/2013 casa de fibras

“En un suelo perteneciente a un ecosistema agrario gestionado debidamente, habrá vida. De esta forma, no sólo se comportará como un medio inerte, sino que servirá de soporte a las plantas y en particular a sus raíces; al contrario de lo que suele pasar en los sistemas agrarios convencionales. En los agroecosistemas ecológicos, el hábitat suelo, se rige por las normas de la naturaleza, aunque con un menor nivel de evolución, algo que es imprescindible respetar para obtener beneficios ambientales”.

 

El suelo como organismo vivo.

El suelo está formado por el medio abiótico y el medio biótico, por lo tanto se puede considerar un medio vivo, donde habita una gran variedad de vida tanto animal como vegetal, y sobre todo fúngica, donde cada especie tiene su papel. A continuación veremos cómo está compuesto un suelo sano. 

Medio abiótico:

La parte del suelo que comprende el medio abiótico se corresponde con la materia inorgánica o mineral y la podemos clasificar de la siguiente manera:

  • Gases: oxígeno y el dióxido de carbono (CO2)
  • Líquido: agua.
  • Sólidos: partículas minerales de diferente medida textural (piedras, arenas, limos y arcillas).

Medio biótico:

La ecología del medio, es decir, un suelo al entenderse y estudiarse como un organismo vivo, tiene una ecología propia, dividida en dos estadios fundamentales.

Dentro del suelo, viven muchos organismos vivos, entre los agregados en las moléculas de gases, dentro del agua, e incluso formando poros.

Los organismos que suelen estar en la naturaleza de un suelo sano, salvo de contaminantes y productos que se suelen utilizar en la agricultura convencional, suelen clasificarse según tamaños. Por ello, tenemos los microorganismos, la mesofauna y la macrofauna, donde la diferenciación en este caso sería por tamaño, aunque la función en el suelo es también diferente según donde esté ubicado cada grupo.

Los organismos vivos del suelo tienen un papel muy importante e imprescindible en el equilibrio de los componentes del mismo, ya sea textural, estructural o mineral. Su actividad interviene en el reciclaje de nutrientes, ayuda a mantener en equilibrio las poblaciones de plagas y descompone la materia orgánica.

Clasificamos los organismos según tamaños, estos son algunos de los diferentes tipos de organismos que nos podemos encontrar:

1. Microorganismos: son organismos microscópicos de medida menor a 0.60 mm. Dado su tamaño, es complicado observarlos mediante el ojo humano si no es con microscopio. Son los encargados de completar el ciclo de descomposición de la materia orgánica, entre ellos:

  • Bacterias: pueden ser aerobias, anaerobias o facultativas, según sus necesidades de oxígeno para vivir.
  • Actinomicetos: soportan altas temperaturas, son los únicos que no mueren cuando el compost llega a su temperatura máxima.
  • Hongos: además de poder asociarse simbióticamente, pueden llegar a producir antibióticos y otros tipos depredan nematodos. Algunos pueden crear problemas.
  • Algas: pueden fijar nitrógeno, y algunas se pueden asociar con hongos formando líquenes.
  • Protozoos: se alimentan de hongos, bacterias y materia orgánica muerta.

 

2. Mesofauna: organismos de 0.6-10.4 mm. Intervienen en la deformación y descomposición de la materia orgánica más gruesa, previa a la descomposición propiamente dicha. Los organismos dentro de esta categoría son:

  • Anélidos: son los gusanos de tierra.
    Ayudan a oxigenar el suelo y suelen tener colores terrosos, u  ocres. Además sus excrementos son directamente humus muy estable.
  • Nematodos: muchos se alimentan de materia orgánica en descomposición, y aunque otros pueden llegar a crear graves daños en las raíces de los cultivos, existen otras especies que parasitan a estas que crean daños.
  • Artrópodos: este grupo comienza a ser más conocido una vez que se trabaja el suelo, y suelen ser depredadores de insectos (arañas, ácaros, escarabajos, etc.).
  • Moluscos: componen este grupo los caracoles y babosas.

 

 

 

Mesofauna: lombriz de tierra

 

3. Macrofauna: organismos que miden más de 10,4 mm. Principalmente son roedores que intervienen en la preparación y abonado del suelo. No obstante, con esta condición nos podemos encontrar también artrópodos y anélidos.

Los roedores pueden llegar a causar daños en las raíces de los cultivos, constituyendo un daño importante no muy frecuente, sobre todo si son del género microtus. El Microtus arvalis llegó a ser un gran problema en el verano del 2007 en los campos cerealistas de Castilla y León, dada su explosión biológica, desencadenó graves problemas, ya que no existe equilibrio en la cadena trófica de ciertos ecosistemas.

Para conseguir un suelo de gran calidad se ha de conseguir crear unas buenas condiciones para la red trófica del subsuelo. La gran variedad de fauna y microorganismos del suelo crea un sistema en el que la competencia entre ellos, por los nichos ecológicos y por ende por la alimentación. Esto ayuda a mantener el equilibrio de las poblaciones, por lo que las colonias de hongos y bacterias no llegan a causar enfermedades o daños. Además esta intrincada de complejidad de vida, hará que se pueda descomponer la materia orgánica generando humus y no mineralizándola. Otra función no menos importante, es el ciclaje de los nutrientes, que mejorarán la estructura final del suelo. Cabe advertir que se tendrá que tener en cuenta que estos sistemas biológicos son muy alterables a los cambios, y un mal manejo del suelo y de los cultivos podrá afectar la dinámica de los organismos del suelo.

 

 

 

 

 

TIPOS DE ORGANISMOS

FUNCIONES

Bacterias

• Descomposición de la materia orgánica.

• Fijación de nitrógeno en forma simbiótica (Rhizobium ssp.) y en forma libre (Azotobacter ssp. Azospirillum ssp. etc.).

• Nitrificación (Nitrosomas ssp. i Nitrobacter ssp.)

Hongos

• Descomposición de la materia orgánica (incluyendo formas que no pueden ser atacadas por las bacterias).

• Participación en la síntesis del humus.

• Solubilización de minerales a partir de rocas o minerales.

• Asociación con raíces de plantas en forma de micorriza para facilitar la asimilación de nutrientes en suelos muy pobres.

• Control de algunas enfermedades y plagas.

Algas

• Fijación de nitrógeno (algunas especies).

• Participación en el proceso de formación del suelo.

Actinomicetos

• Descomposición de substancias resistentes.

• Participación en la producción de humus.

• Producción de antibióticos para mantener el equilibrio entre los microorganismos.

Protozoos

• Se alimentan de las bacterias, ayudan a regular la población de estas buscando el equilibrio.

Nematodos

• Controlan hongos, bacterias y Protozoos. Una gran cantidad de ellos son fitoparásitos.

Lombrices del suelo

• Mejora de la ventilación, infiltración y distribución del agua en el suelo.

• Mezcla de las fracciones orgánicas con las minerales.

• Producción de un compost que mejora la estructura edáfica y la formación de compuestos húmicos.

• Las especies depredadoras ayudan a controlar a los nematodos.

Coleópteros

• Si son depredadores ayudan a controlar moscas, babosas y caracoles.

Ácaros/ Arañas

• Trituradores y depredadores.

 

Comenta pinchando aquí
by-nc-nd Artículo con licencia: Creative Commons