Twitter
Suscripción

Agricultura ecológica:

cultivo del hinojo

Agricultura ecológica 03/04/2013 casa de fibras

El cultivo del Hinojo

 

El Hinojo (Foeniculum vulgare), de la familia de las “Apiaceae”, también denominada  umbelífera para la taxonomía agrícola, es una planta herbácea de porte erecto que se da silvestremente en toda la vertiente mediterránea europea,  aunque también tiene presencia en zonas templadas de todo el mundo.

 

 

Como variedades cultivables comerciales nos podemos encontrar F. vulgare var. azoricum, orion, fino, selma y solaris, entre las más comunes. Muy apreciado en la gastronomía italiana, cada día va ganando más adeptos en la península, sobre todo en la cuenca Mediterránea.

 

Usos

Es una de las hortalizas más decorativas del huerto, y se cultiva por el suculento bulbo de sabor anisado que se desarrolla a partir de las bases hinchadas del tallo de las hojas. No obstante, puede ser una de las hortalizas más difíciles de llevar a madurez, dada su sensibilidad a cualquier condición adversa a la que se enfrente.

Los tallos y las hojas picadas se utilizan como aromática, las semillas como especia, y los bulbos como hortaliza. Es de los pocos cultivos hortícolas que se puedan aprovechar al 100%, o mejor dicho tiene una gran versatilidad comercial.

 

 

 

 

 

 

Manejo y Fertilización

Es buen cultivo en suelos donde como precedente haya sido cultivado cualquier solanácea, después de un cultivo de patatas o de tomates. En cuanto a nutrientes, es poco exigente: como recomendación se puede usar un compost bien maduro, un estiércol bien compostado con mucha cama de paja, o restos vegetales. Las dosis recomendables son entre 1,5- 2 kg/m2 de compost o 1 kg/m2 de humus de lombriz.

Como asociación va bien con liliáceas (ajo, cebolla, puerro) y con lechugas, escarolas y achicoria (compuestas). Además se ha experimentado con pepino y da buenos resultados. Malas asociaciones: colinabo, judía verde y tomate.

El marco de plantación suele ser 40 cm. de ancho de calle, y 25-30 cm. entre plantas, dando como densidades de plantación entre  100.000-133.000 plantas por hectárea. El desherbado es manual, aunque sólo se suele hacer en la primera fase del cultivo.

 

 

 

Recolección

En lugares de costa como la comarca del Maresme (Barcelona), donde el cultivo va en aumento, se suele plantar a finales de verano y dos meses más tarde se recolecta (otoño), también se puede hacer otra plantada entre finales de febrero y principios de marzo; y se recolecta en otros 2 meses, aunque se podría ajustar mejor el calendario, y tenerlo prácticamente todo el año excepto los meses de diciembre, enero, julio y agosto.

Para su recolección se recomienda que unos 15-20 días después del abulbado, se corte por la base del tallo justo por debajo del engrosamiento, dejando la raíz en el suelo.

 

Prevención de plagas y enfermedades.

Es una hortícola rústica que prácticamente no sufre enfermedades, que además sirve de refugio de insectos beneficiosos, aunque para prevenir se aconseje una rotación de al menos 2 años.

Algunos cultivos de hinojo son sensibles a la duración del día, y presentan floración prematura si se plantan antes de mediados de verano; también pueden dar lugar a floración prematura las paradas del crecimiento ocasionadas por falta de agua, temperaturas bajas o fluctuantes, o el estrés del trasplante.

 

 

Comenta pinchando aquí
by-nc-nd Artículo con licencia: Creative Commons