Twitter
Suscripción

Conceptos:

Los inicios

Conceptos 08/03/2013

Dentro de este bloque explicaremos diferentes opciones y alternativas arquitectónicas existentes. Aunque para ello, antes de entrar en materia me tomo la licencia de establecer algunos conceptos previos, que serán de ayuda y servirán para comprender al completo los posteriores textos de esta sección.

Las primeras preguntas que pueden surgir indagando sobre el origen del tema que nos concierne, son: ¿Qué es la arquitectura?, ¿la arquitectura es estanca o está en continua evolución?

Estas formulaciones suelen provocar respuestas sencillas, aunque en realidad son algo más intrincadas

Para empezar a responder a dichas preguntas, empezaremos dando una definición de arquitectura. Haciendo una búsqueda en los frecuentados exploradores web, encontramos el origen y el significado de la palabra; se observa que proviene del griego “αρχ” (jefe, quien tiene el mando) y “τεκτων” (constructor o carpintero). Por tanto, para los antiguos griegos, se definía como la técnica o el arte de quien realiza y dirige una construcción. La Real Academia Española de la lengua, define arquitectura como “Arte de proyectar y construir edificios”. Y aun así, estas definiciones no contemplan con exactitud  el verdadero significado. Por ello, a lo largo de la historia, algunos arquitectos e historiadores la han reformulado con diferentes acepciones como: cobijo, creación de espacios para el hombre, experiencia estética, construcción según la tradición y la ciencia, espacio, medio de comunicación social, articuladora de la realidad y de los sueños, o materialización poética.

De vuelta otra vez a los socorridos medios, otros autores de la época moderna, han formulado otras definiciones:

Según el polifacético William Morris,  “La arquitectura abarca la consideración de todo el ambiente físico que rodea la vida humana: no podemos sustraernos a ella mientras formemos parte de la civilización, porque la arquitectura es el conjunto de modificaciones y alteraciones introducidas en la superficie terrestre con objeto de satisfacer las necesidades humanas, exceptuando sólo el puro desierto.”

El arquitecto Bruno Zevi: “La arquitectura no deriva de una suma de longitudes, anchuras y alturas de los elementos constructivos que envuelven el espacio, sino dimana propiamente del vacío, del espacio envuelto, del espacio interior, en el cual los hombres viven y se mueven.”

Como se observa, pese a la aparente claridad de los autores citados, no existe estrictamente una definición convincente que ofrezca una validez universal, por tanto, no se puede dar una definición única y exacta. Puede que por ello  se hayan erigido discusiones en torno al tema como  ocurre  con el arte, un campo íntimamente ligado a la arquitectura.

Ahora, con una idea más global, se puede empezar a distinguir que la esencia de la arquitectura no se basa sólo en la construcción en sí, sino en los espacios vacíos y en la adaptación e interacción de ellos mismos con el ser humano. Podemos concebir los edificios, las construcciones, los cobijos como una tercera piel para la humanidad.

Sobre la segunda pregunta, no hay que olvidar que la arquitectura no es una ciencia estanca e inmóvil, pues ha ido creciendo, evolucionando y desarrollándose a lo largo de la vida del ser humano, desde las primeras civilizaciones hasta la actualidad.

Este hecho se puede constatar desde los comienzos del hombre. Las primeras civilizaciones nómadas, cuya necesidad primordial era resguardarse de los diversos agentes externos, les llevaba a la creación de arquitecturas móviles y la utilización de cuevas. Ya en el Neolítico, el hombre se convirtió en un ser sedentario, dando origen a la aparición de los primeros inmuebles –cobijos-. Y más adelante, con el auge de las religiones, se evolucionó a una arquitectura simbólica, apareciendo templos de adoración o edificios de culto.

En la actualidad, la finalidad de la arquitectura es aportar soluciones a las necesidades de una sociedad compleja y en cambio constante.

Por último, debido al continuo cambio normativo, tecnológico y de materiales, donde cada profesional del sector, ha ido dirigiéndose y trabajando. Creando en consecuencia, diferentes corrientes o tendencias dentro de la arquitectura.

 

Bibliografía

William Morris, “The Prospects of architecture in Civilization”, conferencia pronunciada en la London Institution el 10 de marzo  de 1881 y recopilada en el libro “On Art and Socialism”, Londres,1947

Bruno Zevi, “Saber ver la arquitectura”, Barcelona, 1948

Comenta pinchando aquí
by-nc-nd Artículo con licencia: Creative Commons