Twitter
Suscripción

Agricultura ecológica:

Material vegetal, semillas y plantel autóctono

Agricultura ecológica 08/03/2013

Una de las cosas importantes para comenzar o reanudar una explotación hortícola o agrícola en general en ecológico, es poder conseguir semillas o plantas de buena calidad, y si es posible de origen autóctono o local.

Hay que saber que la semilla es la parte principal de cualquier sistema de producción agrícola, ya que se pueden transportar y cambiar de un lugar a otro, dando lugar a diversidad de formas dentro de cada especie de interés agrario.

En el contexto actual, con un creciente interés por la agricultura ecológica, los huertos urbanos, o las pequeñas explotaciones hortícolas; debido a la crisis económica de valores y de productos, además del beneficio para el medio ambiente; ante todo ello es necesario una alternativa a la venta de material vegetal (semillas y plantel) comercial, que son en su gran mayoría híbridos mejorados.

Por varios motivos es necesario recuperar y conservar las variedades locales. Esta recuperación no será un proceso fácil, ya que muchas de las variedades antiguas han desaparecido de los catálogos y si no se recurre a agricultores expertos y de relativa edad que han ido conservando las semillas, es difícil poder adquirir material local y de buena calidad.

Para los agricultores ecológicos, recuperar las variedades tradicionales (locales o autóctonas) supone recuperar cultivos más rústicos y controlar todo el proceso del cultivo, desde la semilla hasta el fruto. A día de hoy, una garantía que nos está ofreciendo la agricultura ecológica y por ende la mayoría de agricultores ecológicos, es que son el mejor medio para mantener vivas las variedades locales.

En el sentido estricto una variedad autóctona es la que se ha domesticado, pasando desde su estado salvaje (en el origen) al cultivado en el mismo lugar donde se utiliza actualmente. El lugar puede ser una zona, comarca, región, país, etc. La diferencia que podría darse con el concepto de local, que en un principio son sinónimos, es que la variedad de la semilla o variedad local, está algo más localizada y se concentra su origen en un territorio menos amplio y concreto.

 

          

Procedencia

Cultivos Hortícolas

China

lechuga, espinacas, pepino

India - Malasia

pepino, berenjena

Asia Central

melón, lenteja, cebolla

Mediterráneo

garbanzos,  puerro, cilantro, perejil

América del Sur

papa, calabaza, tomate, pimiento, judía, calabacín

 Europa

remolacha (típica de las costas), apio, batata (moniato).

Sudoeste Asiático

zanahoria, col, coliflor, ajo, guisantes

Africano

calabaza, sandía (Etiopía)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Origen de los cultivos hortícolas

Es cierto que las variedades locales son muy heterogéneas en contraposición a  la homogeneidad de las variedades híbridas comerciales, pero precisamente esta heterogeneidad le confiere una mayor estabilidad frente a las perturbaciones ambientales. Esta estabilidad se basa en dos propiedades:

- La primera propiedad es la respuesta diferenciada a la perturbación por parte de los individuos, al contrario que en los individuos homogéneos que responden de la misma manera,

- La segunda propiedad corresponde a la capacidad de recuperación frente a la perturbación, que algunos autores designan con el anglicismo “resiliencia”.

 

Las poblaciones heterogéneas se suelen recuperar con mayor facilidad y rapidez después de un episodio de perturbación como puede ser un pedrisco, o una helada fuera de su periodo.

Pero no bastará con que las variedades locales estén mejor adaptadas a las perturbaciones ambientales o humanas, sino que nos han de aportar otras características o atributos. Por ello, el papel de las variedades locales en la finca ecológica ha de asegurar  los objetivos siguientes:

  • Garantizar la obtención de frutos o alimentos de máxima calidad.
  • Asegurar durante su producción el respeto al medio ambiente.
  • Permitir su manejo, tanto durante su producción como en su cultivo.

El acceso a las variedades locales para obtención de material vegetal a partir de los agricultores u hortelanos locales conlleva tres grandes ventajas. Por un lado la facilidad de acceso al material (material del entorno, posibilidad de conseguirlo gratis, o a cambio de otro material, etc.), también se suma el conocimiento de primera mano sobre características de la planta, la variedad, el fruto, lo relativo al manejo, etc.; y por último los caracteres fenotípicos estarán más o menos fijados y se podrá saber qué es lo que se va a cultivar.

Por todo lo expuesto, para no degradar y seguir erosionando genéticamente las variedades autóctonas, es necesario conservar todo el material vegetal local posible, no sólo obteniendo semillas, o plantel, sino creando redes de intercambio, redes de manejo de y de información.

Próximamente hablaremos de los caracteres de las semillas, el placer de obtener semillas propias, y también orientaremos sobre la reproducción de los cultivos, su fecundación, evolución, germinación y almacenamiento,  y daremos información sobre distintas variedades dentro del mismo cultivo, de la siembra, el trasplante, etc.

 

Comenta pinchando aquí
by-nc-nd Artículo con licencia: Creative Commons